Home Top Zapatillas Voladoras

Top Zapatillas Voladoras

by Chollos del deporte

Las 10 mejores zapatillas voladoras

Hola Choller@s, sabemos que escoger las mejores zapatillas para competir al máximo, sea 1 km, un 5k, 10k, media maratón, hasta un maratón no es tarea fácil.

Te vamos a ayudar en la medida de lo posible explicando qué buscan los y las atletas y qué es lo que ofrece el mercado de zapatillas de competición.

Competición. Difícil de hablar de ello cuando nos movemos entre esas dos realidades que aparentan ser iguales y que algunos describen como atletismo y otros como running. En teoría estaríamos hablando de lo mismo, pero es cierto que, cada vez más, se agranda la invisible brecha entre el atletismo profesional y el aficionado o amateur.

Traducido a las zapatillas supone que lo que para unos son unas zapatillas de entrenamiento diario, para otros, ese mismo modelo es su zapatilla habitual que utilizar en competición.

Las zapatillas que vamos a describir son las que los propios fabricantes llaman “Racers” y que están concebidas exclusivamente para competir o para tests o series enfocadas totalmente a la competición. Popularmente se las ha conocido como zapatillas “voladoras”, por la idea de que es en competición donde hay que “volar”.

Y aunque hace tiempo era bastante fácil dividir las zapatillas en tres grupos según el objeto: entrenamientocompetición (o voladora) y mixta (a medio camino entre las dos primeras) hoy, como en todo, la línea a veces es difusa. Además está en que los perfiles de los corredores y corredoras son múltiples con lo cual la zapatilla muchas veces no se orienta prioritariamente al objeto y objetivo de la actividad a realizar sino al propio gusto del usuario.

¿Qué características tienen las zapatillas voladoras?

Una de las características principales que tienen las zapatillas voladoras es su increíble bajo peso, muy por debajo de los modelos de entrenamiento (a veces rebajas del 50% del peso total, dentro de una misma marca). Esto de “increíble”, tampoco es del todo cierto, porque, aparte de poner en ellas la mejor y más última tecnología, mucho se basa en el clásico concepto de lanzar por la borda todo lo que no sea imprescindible. Todo para conseguir zapatillas el máximo de ligeras.

Menos protecciones (o casi inexistentes), menor grosor de mediasuela… (o todo lo contrario), menos malla y más abierta, “agujeros” para vaciar material,… todo vale en la carrera contra la báscula!.

Zapatillas voladoras o de competición: corredor tipo

Son zapatillas que están enfocadas a corredores y corredoras que ya dispongan de una buena técnica, con pocas necesidades de amortiguación (que tendrán, pero no en abundancia) ni control de la pisada (ídem que para la amortiguación).

Pero tener en las manos una zapatilla de apenas 95 gramos a más de uno le hará pensar que quizás hay algo más detrás de tanta virguería tecnológica… Y tendrá razón. La exigencia muscular de este calzado es muy elevada. Algo llevado tan a la mínima expresión como es una zapatilla de competición va a exigir que aquel que las utilice, también tenga que poner de su parte. Por fuerza va a tener que existir un equilibrio entre zapatillas y corredor o corredora. Dicho de otra forma: no están hechas para cualquiera.

Aquellos corredores y corredoras que estén curtidos a todos los niveles, principalmente el muscular, serán los que puedan utilizarlas y no morir (metafóricamente hablando) en el intento. Están zapatillas con menos materiales, menos protecciones, menos amortiguación y menos drop de lo que se utiliza habitualmente van a poner a prueba a aquellos y aquellas que las utilicen. Utilizar zapatillas ligeras puede tener un precio a pagar y quien no esté bien preparado lo va a notar, después de la carrera, en forma de dolores o, en el peor de los casos, en forma de lesiones.

Así pues, trabajo de propiocepción, técnica de carrera, continuidad y fortaleza para utilizar estas zapatillas que van permitir un desarrollo mejor en carrera.

Zapatillas de entrenamientos vs. Zapatillas voladoras en un Maratón

Sólo un dato matemático: Si alguien utiliza unas zapatillas de entrenamiento diario de, por ejemplo, 330gr para correr una maratón, probablemente la finalice sin problemas, bien protegido y amortiguado. Eso sí, habrá arrastrado esos 330 gramos en cada uno de sus pasos, y si hacemos un cálculo redondeando muy a ojímetro (por favor, no me deis con la fusta, sólo es para facilitar el dato) de que cada zancada mida un metro, pues en una maratón, que son 42195m salen aproximadamente unas 42.000 zancadas, es decir 21.000 con cada pie. Lanzar la zancada 42.000 veces, por 330gr da el escalofriante dato de acumulación de 13,86 toneladas. Si realizamos el mismo cálculo con las increíblemente ligeras New Balance RC5000, de 95gr, nos quedamos en “tan sólo” 3,99 toneladas.

En la economía de carrera es evidente que correr con unas voladoras puras sale a cuenta. Pero como hemos dicho, la letra pequeña dice que el corredor ha de ir más o menos a conjunto con la zapa y estar bien o más que bien entrenado para utilizarlas y sacarles el mayor rendimiento.

Y aunque son zapatillas con las que hasta se puede correr el maratón, obviamente están también indicadas para distancias más cortas con lo que el abanico de personas que pueden utilizarlas va abriéndose a medida que la competición escogida mengua en kilómetros: 21k, 10k, 5k,…

Vamos allá con una selección de modelos purasangre que mejores resultados han devuelto:

NEW BALANCE FUELCELL RC ELITE

SKECHERS GORUN SPEED ELITE HYPER

ADIDAS ADIZERO ADIOS PRO

NIKE AIR ZOOM ALPHAFLY NEXT%

ASICS METASPEED SKY

SAUCONY ENDORPHIN PRO

ADIDAS ADIZERO ADIOS

HOKA ONE ONE CARBON X

BROOKS HYPERION ELITE

MIZUNO DUEL SONIC

Login

¿Necesitas Ayuda?
A %d blogueros les gusta esto: